Skip to content

“¿Por qué no tienes un iPhone?”

20/10/2011

Ya sé que puede parecer un poco provocador iniciar mi andadura bloguera con un tema que suele generar debates tan encendidos. Efectivamente, hablar de Apple (sobre todo tras la muerte de Steve Jobs) y tratar de explicar el porqué no tengo ni quiero comprarme su producto estrella, puede iniciar cruentas réplicas de fanboys furibundos dispuestos a defender, con uñas y dientes si fuera menester, a la compañía de la manzana. Pero nada más lejos de mi intención.

Para empezar, nunca he entendido a esa gente que defiende a una determinada compañía o un producto en concreto con una especie de fe ciega, como si les pagaran por ello. Y no sólo no les pagan, sino que además suelen cobrarles mucho por esos productos que tanto se afanan por defender. Pero ese es otro debate, quizá para otro día…

El único propósito de esta entrada consiste en intentar explicar, razonada y detalladamente, una pregunta que suelen hacerme con frecuencia tanto en la vida ‘real’ como en las distintas redes sociales, y que vendría a ser la siguiente: “¿por qué siendo un fan de la tecnología (un geek, vamos) no tienes un iPhone, siendo el móvil más exitoso y, al menos actualmente, la referencia del sector?”. Pues voy a intentar responder a esa pregunta.

Para empezar, quisiera aclarar que nunca he abominado de los productos de Apple. Suelo toquetearlos a menudo, porque tengo a muchos maqueros devotos en mi entorno más cercano. Y de hecho, me llegué a comprar un iPod Mini hace unos 5 años. Con esto quiero decir que respeto profundamente a quien quiera comprar los productos de la empresa de Cupertino, empresa de la que valoro muchísimas cosas, pero sobre todo el hecho de tomar decisiones muy arriesgadas que han acabado por cambiar el curso de la tecnología.

Hoy parece casi impensable entender que el lanzamiento de un producto como el iPhone (o el iPad) fuese algo arriesgado. Pero en su momento lo fue, y mucho. ¿Por qué? Pues porque, empezando por el iPhone, jugarse un presupuesto desorbitado y gran parte de la imagen de la compañía en un teléfono táctil, cuando la gente estaba tan acostumbrada a usar los (hoy denostados) punteros, no fue algo sencillo. Los resultados son por todos conocidos.

Y con el iPad pasó algo parecido. Aún recuerdo, el día después de la presentación de la famosa tableta, cientos de chistes, montajes fotográficos, etc. haciendo referencia a que el iPad no era más que un iPod… un poco más grande. Una vez más, los resultados dieron la razón a Apple, que ha acabado por cargarse casi completamente el (por aquel entonces) floreciente mercado de los netbooks (o mini ordenadores), que arrasaban en aquella época.

Pero el iPhone, producto estrella de la compañía tecnológica más importante del mundo, no satisface mis necesidades. Y voy a intentar explicaros el porqué, en una serie de puntos:

1. Los servicios de Google

Aplicaciones como Gmail, Youtube, Google Maps, Google Docs, Google Reader, Google Calendar, Google Earth, Google Sky Map (¡maravillosa aplicación!), etc., son estupendas. Y puesto que para mi son además (sobre todo algunas de ellas) absolutamente imprescindibles, qué mejor que usar Android, el S.O. de Google para dispositivos móviles, que dispone de las mejores (y en algunos casos de las únicas) aplicaciones para esos servicios.

2. No me gusta el software privativo

Puedo entender perfectamente que al usuario medio se la puede ‘soplar’ utilizar un software privativo o no (a corto plazo, porque a la larga puede tener efectos no deseables, como por ejemplo que la compañía en cuestión deje de dar soporte, o quiebre, y te quedes ‘colgado’ con tu producto o servicio, etc.). Pero la mayoría quiere un producto que dé los menos dolores de cabeza posibles, y ahí Apple cumple perfectamente su función. Te damos productos bonitos, robustos, pioneros en muchos casos, y además te decimos exactamente LA forma en la que puedes usarlos. Para sincronizar tu música y vídeos usarás iTunes, para reproducir vídeos NO podrás usar el VLC (por muy cojonudo que éste sea), para ver vídeos online utilizarás sólo Youtube (porque pensamos que el Flash es malo para ti), etc.

Por resumir, cuando me compro un gadget, por ejemplo, quiero trastearlo y utilizarlo como yo quiera, y no como la compañía que me lo vende quiere que lo haga.

Ya sé que hay una cierta polémica en cuanto al grado de ‘libertad’ de Android, pero, a pesar del lógico control que Google impone para que no sea un desmadre, siempre será más libre que iOS, que no lo es nada. Y además, me hace mucha gracia que los mismos que critican a Android por su elevada fragmentación y por su falta de control, sean los que acusen al sistema de Google de no ser suficientemente libre. Ver para creer…

3. La pantalla

La pantalla del iPhone 4 tiene 3,5”, frente a las 4” del Samsung Galaxy S, o frente a las 4,27” del Samsung Galaxy SII, sus dos rivales más directos. Es cierto que la resolución del iPhone es espectacular, y cualquiera que lo tenga en sus manos se dará cuenta enseguida, pero el tamaño de la pantalla, al menos para mi, sí importa. Y mucho. Bastante más que diferencia de resolución.

Me diréis que de 3,5” a 4” o a 4,27” no hay tanta diferencia, pero os digo que al tenerlos ambos  en la mano sí que se nota. Y bastante. En este vídeo podéis comprobar como, en la mano, la diferencia de pantalla entre uno y otro es más que notable:

Un smartphone se utiliza para mucho más que realizar llamadas (navegar por Internet, consultar las redes sociales, visionado de vídeos, etc.) para lo que, la dimensión de la pantalla se me antoja fundamental. Está claro que no puedes ir con un teléfono enorme en tus bolsillos, pero las dimensiones de los Samsung Galaxy me parecen perfectas. Son suficientemente grandes como para utilizarlos con comodidad (sin tener que hacer zooms constantes), y no resulta molesto llevarlos encima.

Pero es que además, el iPhone tiene un detalle que me resulta especialmente molesto, y que agrava aún más el menor tamaño de su pantalla. Como Jobs estaba obsesionado por la simplicidad de sus aparatos, quiso dotar a sus dispositivos móviles de un sólo botón central, con lo que para acceder a las diversas opciones de navegación (ir hacia atrás y consultar las opciones, fundamentalmente) tienes que hacerlo a través de la pantalla. Normalmente, en la parte superior de la pantalla de cada aplicación suelen aparecer unas opciones que puedes pulsar, para ir hacia atrás, hacia delante, editar, etc. que acaban sacrificando aún más el por sí reducido tamaño de la pantalla, como podéis ver en la siguiente imagen.

4. iOS y su ¿integración con Twitter?

 Soy un tuitero activo (@alefonca), y para mí, la integración de mi dispositivo móvil con Twitter es fundamental. Después de años en los que tuitear con iOS era poco menos que insufrible (copiar la URL, cerrar Safari, abrir el cliente de Twitter, pegar, escribir a mano el título de la noticia, acortar enlaces y enviar, casi nada…), en Android era cuestión de pulsar tres teclas.

Con la tan cacareada actualización a iOS 5, parecía que iban a acabarse los problemas. Al final, sólo existe esa ‘integración’ con Twitter si usas su cliente oficial o Tweetbot. Si por el contrario usas cualquier otro (en mi caso Hootsuite), tienes que volver al engorroso sistema de siempre.

En Android, desde el principio y con cualquier cliente, tuitear consiste en pulsar 3 teclas. Así de simple. Es tan sencillo que prefiero tuitear desde mi móvil que desde el PC, entre otras cosas porque su integración con Google Reader es fabulosa.

Y luego está Twicca, para mi el mejor cliente de Twitter que existe, para todas las plataformas y dispositivos. Y, de momento, es exclusivo para Android. La versión de escritorio de Tweetdeck es la única que a mi juicio se le acerca, con la ventaja de no tener que usar Adobe Air, y de poderlo llevar contigo en el bolsillo a todas partes.

5. Compartir es fácil (pero sólo en Android)

Directamente relacionado con el punto anterior. Y no, no se trata de ninguna novela de Agatha Christie… Compartir cualquier archivo (fotos, enlaces, canciones, etc.) en cualquier aplicación es sencillísimo en Android. Basta con darle a dos clicks. Tal cual. En iOS, sólo puedes compartir con una facilidad parecida con las aplicaciones que Apple quiere. Y no son muchas. Twitter (sólo el cliente oficial, recordemos) y Facebook, que yo sepa. Quizás se incorpore alguna más en el futuro, poco a poco, pero es que en Android las tienes TODAS desde siempre. Ni punto de comparación. Parece algo menor, pero en un uso diario y constante el ahorro de tiempo es bestial.

2013-08-22 02.49.28

Para compartir un archivo o un enlace en Android con CUALQUIER aplicación, sólo necesitas dos clicks.

6. La radio FM

Nunca he entendido la manía que Jobs y su equipo le ha tenido siempre a la radio. Si yo tengo un dispositivo móvil, como el iPod o el iPhone, lo lógico es que además de meter en ellos la música que me interesa, pueda escuchar la radio sin tener que utilizar la transferencia de datos. No sólo para evitar el gasto que lo anterior puede ocasionarnos, sino porque hay zonas que apenas tienen cobertura 3G pero en las que sí se oyen determinadas emisoras. Me parece increíble que sigan sin incluirla.

7. Uniformidad del producto

El modelo de negocio de Apple se basa en ofrecerte UN solo producto. Es verdad que, aproximadamente cada año, van saliendo nuevas versiones actualizadas de sus dispositivos móviles, pero sólo hay UN iPhone (el 3G, el 4, 4S, etc.), con unas determinadas características. Sólo existe una cierta variedad de precios (todos muy elevados) y de opciones en lo relativo a la memoria interna, que además te venden a precio de oro. Pero, ¿qué pasa si quieres disfrutar de iOS, pero no necesitas una cámara tan buena, o tanta potencia, o menos pantalla, o un teclado físico, etc.? Pues te aguantas. Es lo que hay, y no hay más. Un sólo producto para decenas de necesidades distintas.

8. Widgets

Uno de las principales carencias de iOS son los widgets, pequeñas aplicaciones visuales que nos permiten ahorrar mucho tiempo. Los hay de muchos tipos distintos: relojes, sobre el clima, sobre el funcionamiento del telefono, etc., pero todos ellos comparten algo en común, y es que son muy cómodos. Por ejemplo, si queremos escuchar una canción y tenemos un widget de música en la pantalla de inicio, no hace falta buscar el reproductor, abrirlo y poner play: con el widget, le damos a play y listo.

También son comodísimos los widgets que controlan el funcionamiento del teléfono. Con sólo pulsar una opción sobre el escritorio, podemos poner o quitar el Wifi, el Bluetooth, GPS, etc., sin tener que moverte hasta los ajustes, y navegar por sus múltiples opciones.

9. Almacenamiento externo

El Iphone posee unas capacidades de almacenamiento generalmente suficientes. Pero, ¿qué pasa si necesitamos más, o simplemente queremos visualizar los datos contenidos en él en otro teléfono inmediatamente? Pues te aguantas. Bueno, siempre existe la posibilidad de que te compres otro iPhone con más memoria…

No existen posibilidades de ampliación con tarjetas microSD, simplemente porque el señor Jobs decidió por ti (como en todo lo demás) que no las ibas a necesitar nunca.

10. Universo ROM

Al ser Android una plataforma de código abierto permite que cualquier persona pueda modificar el código y crear su propia ROM en lugar de tener que quedarse con la que versión del sistema operativo que viene con el teléfono. Las ROMs permiten personalizar el móvil a nuestro gusto: hacerlo más rápido, cambiar la interfaz, tener más opciones de configuración, incluir funciones, etc.

Además, si bien los usuarios del iPhone pueden personalizar sus pantallas de inicio mediante el dichoso jailbreak, no pueden personalizar su móvil al nivel de Android con los Home launchers personalizados, que permiten agregar todo tipo de características a las pantallas de inicio como diferentes tipos de accesos directos, gestos o incluso bajar el nivel de la configuración para que nuestro viejo móvil funcione mas rápidamente.

No digo que el iPhone sea un mal smartphone. Estaría chiflado (o sería muy ignorante) si afirmase algo así. Sólo digo que, a día de hoy, no está hecho para mí. Y no creo que tenga que pedir perdón cada vez que digo que tengo un Android 😉

Anuncios
18 comentarios leave one →
  1. FER permalink
    21/10/2011 16:22

    Buen post
    Te lo digo desde in iPhone 4.
    Además de lo que dices te falta el tema de la exportación/ importación de ficheros/fotos
    Me apunto tu blog a mi rss.
    Espero tener pronto otra vez mi android

    • 21/10/2011 16:39

      Gracias! Tienes razón, pero sólo traté de dar una opinión (y como tal, absolutamente subjetiva) de porqué a mi no me satisface el iPhone, a pesar de ser un gran producto. Y para la importación exportación de ficheros suelo usar Dropbox 😉

  2. 21/10/2011 16:31

    pues sí, muy buen dicho!!! Nunca me convenció el Iphone por muchas de las razones que comentas… Y ahora tampoco me convence por muchas otras!! 😀

  3. Daniel permalink
    21/10/2011 18:06

    Muy interesante tu tema, especialemente porque estoy en el dilema de escoger entre un iPhone o un Android (un Samsung Galaxy S por supuesto). Pero me pregunto, sabemos que lo maximo en espacio de almacenamiento que alcanza el iPhone son 32GB. cuanto tamaño de almacenamiento contara un Samsung Galaxy, suponiendo que es un gasto aparte el tener que expandir su memoria.

    Pero sobre todo lo demas si veo las grandes ventajas de tener un Android.

    Saludos!

    • 21/10/2011 18:34

      Lo bueno de Android es que tienes un abanico enorme de opciones donde elegir, por eso te recomiendo que no te centres en un sólo terminal (aunque sea el Samsung Galaxy S, que es el mismo que tengo yo), sino que veas el que mejor se adapte a tus necesidades, que son únicas, como las de todos.

      En relación a la memoria, la mayoría de móviles con Android suele tener una ranura para tarjetas microSD, con lo que, a la memoria que traiga ya el terminal, sabes que siempre podrás aumentarla hasta en 32 gigas más 😉

    • rilodroid permalink
      13/04/2012 15:25

      Andriod 100% , con este muñeco del software puedes jugar a lo que sea practicamente. Y si algo no te gusta dentro de sus aplicaciones o interface…simplemente lo cambias o eliminas….

  4. Fuel permalink
    21/10/2011 19:51

    Al fin alguien que dice las cosas tal como son, a ver si de una vez la gente se da cuenta que un smartphone es algo mas que un “icono pijo” a mi me gusta trastear con mis juguetitos sin que nadie me diga lo que tengo o no tengo que cargar. Pero aparte de todo eso en tiempos de crisis si algo es gratis habrá que aprovecharlo y android ofrece un sinfin de aplicaciones interesante por las que Apple te cobra una indecente suma.

    • 21/10/2011 21:14

      Gracias! Eres muy amable, aunque yo nunca he dicho que el iPhone sea un mal teléfono, sólo que no es para mi 🙂

  5. jmorri permalink
    21/10/2011 20:18

    Si se quiere comprar un galaxy 2 que se lo compre y deje de dar la brasa

    Por lo demás en lo único que estoy de acuerdo es en la radio analógica, Android mucho open source, que seguramente el autor no ha leído todo el codigo de android, y yo tengo por aqui un LG con android 1.6 y en esa version se va a quedar, porque el fabricante pasa de actualizarlo, hay una version medio piratilla por ahi, que la puedes poner pero pierdes bluetooth y no se que mas, aparte de tener que rootearlo y tener conocimientos medios altos….. hacer un jailbreak al iphone es infinitamente mas sencillo

    Lo de la pantalla del iphone es de risa todo el mundo se quejaba de lo grande que era y ahora salen moviles que no caben en el bolsillo y ya es que tiene la pantalla demasiada pequeña….en fin

    • 22/10/2011 4:05

      ¿’Dar la brasa’ es preguntar una duda? Para eso existen este tipo de herramientas, para intercambiar comentarios, apreciaciones y opiniones. Nunca molestan, y siempre aportan.

      El mayor problema de Android (a años luz de los demás), es el tan comentado problema de la actualización del S.O. de sus terminales. Y lamento decirte, que no es un problema achacable a Android. Las empresas hacen con sus teléfonos lo que quieren, y ahí Google poco puede hacer.

      El caso de LG es, además especialmente sangrante. Después de presentar uno de los terminales más prometedores de los últimos tiempos (el LG Optimus 2x), están dejando colgados a sus clientes, privándoles de las actualizaciones.

      Lo único que podemos hacer los usuarios es ‘premiar’ a las empresas que sí hacen los deberes en este aspecto (como Sony Ericsson o Asus, últimamente, etc.) comprando sus productos. De todas formas, puesto que Motorola es ya de Google, parece evidente que la actualización de sus productos será casi inmediata. Lo contrario sería absurdo, además de un suicidio comercial. Y en el peor de los casos, siempre podrás comprarte un móvil ‘oficial’ de Google, como el nuevo Samsung Nexus, que, además de ser una ‘bestia parda’ de aparato, se actualizará sin problemas.

      Con respecto a la pantalla, me parece bien que tú la encuentres la del iPhone más que aceptable. Yo, después de vivir pegado a mi Samsung Galaxy, me costaría mucho volver a acostumbrarme a una pantalla de 3,5″.

  6. marraski permalink
    23/10/2011 3:35

    Gran post… soy un orgulloso propietario de un nexus one y de un samsung galaxy pad y el dia que los cambie sera por capricho por que a dia de hoy se actualizan solos cada tres meses aprox… y su operatividad se mantiene o incrementa con el tiempo… pero en buena te has metido… te has ganado la eterna enemistad de dos de los grupos fundamentalistas mas agresivos de la red… los appelmaniakos y los nokiadictos… emperrados en que solo ellos saben comprar

  7. 23/10/2011 4:11

    Primero de todo, ¡gracias! Y bueno, has tenido suerte porque no todos los usuarios de Android tienen tanta suerte. Desgraciadamente, a la mayoría de empresas sólo les interesa vender terminales a corto plazo, sin pensar en ganarse la fidelidad futura de sus actuales clientes. De otra forma no se entiende la actitud de compañías como LG, que a pesar de tener unos móviles con un hardware estupendo, pasan de actualizar, quedándose con un software desfasado.

    Y en cuanto a la enemistad de ‘fanboys’, la verdad es que me da un poco igual. Porque, entre otras cosas, no me he cansado de decir que el iPhone me parece un grandísimo smartphone, sólo que no es para mi.

  8. Jose permalink
    06/11/2011 18:48

    Enhorabuena amigo, solo has plasmado en negro sobre blanco lo que todos pensamos. Yo también he manejado un iphone, y tengo por supuesto un galaxy s, por tanto más o menos sé de lo que hablamos. Menudas tardes me paso modificando a mi antojo la configuración del móvil para ponerlo todo a mi gusto… Es un placer que los manzaneros nunca disfrutarán.

  9. 29/11/2011 1:48

    Estoy de acuerdo con todo lo que expones, y está claro que si hay algo de lo que peca Apple es de la falta de libertad que deja a sus clientes, como bien dices, para elegir el reproductor que quieren o la memoria que necesitan, pero por supuesto también es cierto que la mayor parte de gente que conozco con iphone – o con cualquier smartphone en general, porque qué decir de las blackberrys – no pretende modificar NADA, simplemente quieren un cacharro que funcione y sea bonito. Y en eso el Iphone tiene la cátedra, está claro. Mi experiencia personal con Android ha sido nefasta porque en algún ataque de no sé qué me dio por cambiar Iphone 3G (que ya estaba abuelito) por un htc wildfire al que aún no sé cómo meter mano. Lo tengo desde abril y para mí es aún un teléfono extraño, sin mencionar que la interfaz me parece de un gusto pésimo y las aplicaciones que requieren internet me van muy mal o ni me funcionan. Sé que con Android todo lo puedes menear, pero yo que soy usuaria habitual de Apple reconozco sentirme un poco perdida – y sí, lo admito, aunque sea de paleta – echando de menos lo feliz que me hacía mi iphone. ¡Ojalá supiera programar! En tal caso, seguramente, preferiría Android… jaja

    • 08/12/2011 20:44

      Yo nunca he dicho que el iPhone sea un mal terminal, insisto. Y sí se adapta perfectamente a tus necesidades, como parece que es el caso, hiciste muy bien en comprártelo.

      Ahora bien, no juzgues todos los Androids por haber tenido un HTC Wildfire. Hay vida Android más allá de un Wildfire. Incluso más allá de un HTC… 😉

  10. Jorge Álvarez permalink
    29/03/2012 19:09

    Buen artículo, como buen geek, me encanta la tecnología, pero mucho más la personalización y el añadir nuevas funcionalidades como comentas, por eso de vez en cuando me gusta rescatar algun que otro aparato “obsoleto”, y no tener que andar con licencias, software propietario y modificar un poco, incluso visualmente el “aparato” en cuestión

    Hace un mes, adquirí una xbox (la uno), dado que soy un gamer y que me encantan los videojuegos, me habían quedado un par de joyas que jugar, como los Ninja Gaiden por ejemplo…y aunque conozca la lista de compatibilidad de xbox360 no tengo pensado en adquirirla hasta que baje mucho (casi que sea retrogaming), porque quitando que esté en contra de la política de Microsoft, prefiero jugar en PC (por lo mismo dicho anteriormente)
    Personalización, Steam, y una larga lista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: